30 ago. 2011

Presente y pasado reciente (Mi crisis masculina 3)


Hace poco más de 4 años me separe de quién era mi esposa y cometía algunos errores durante ese proceso. El primero de ellos fue quejarme de todo aquello que no hice y de lo que deje de hacer a partir de que vivimos nuestra relación. La reacción natural de parte de varias personas a mi alrededor fue decir que había sido lo mejor que hubiera hecho, otros, incluso, llegaron a comentar que lo mejor fue haber dejado a tras esa relación donde no podía ser yo mismo. Me hubiera gustado más que la gente escuchará, no solo lo que había dejado de lado sino que siempre dije que había sido mi decisión, que ella nunca me forzó a cambiar nada si lo hice fue porque yo lo elegí y no porque me obligarán. Su pongo que es natural que no lo escucharán cuando estamos acostumbrados a que, al terminar una relación, uno de los dos o ambos se lleguen a quejar de lo que vivieron en esa relación.

Quizás si fuéramos más comprensivos con cada una de nuestras relaciones no tendríamos porque quejarnos de ella una vez que terminamos, cada uno de nosotros debería ser capaz de asumir la parte de culpa que le corresponde por el término de una relación y, así, no quejarse ni tratar de humillar, desprestigiar, desvalorizar y un sinnúmero de etcéteras, a nuestra ex pareja. Claro, esto sería mucho más fácil de llevar a cabo cuando la relación terminará de mutuo acuerdo, pero cuando uno de los dos termina sin que el otro lo espere no es fácil, y tampoco creo que se desee, tratar de evitar hablar mal de la otra persona. Quizás es lo único de lo que me arrepiento al haber terminado con mi ex, que al haber sido tan intempestivo el fin de la relación, no había razones claras que permitieran compartir la culpa entre ambos, decir que son errores que cometí fue quedarme muy corto, si los hubiera especificado………………. El hubiera no existe, espero que, ya ahora, ella haya podido encontrar alguna razón que le ayude a entender los errores que ella pudo haber cometido. Yo no fui capaz de encontrarlos, solo vi los mios.

Hoy en día en una nueva relación estable y con un nuevo futuro me siento que, quizás, podría estar repitiendo errores similares a los que yo cometí en mi relación pasada, ese fue una de las tantas razones que me llevo a tomar terapia hace más de un año, quería vivir algo distinto en mi relación, ya venía observando patrones similares y me daba cuenta del miedo que tenía a estar solo. Reconocer que eso me llevo a elegir a mi pareja actual no fue difícil, recuerdo a mi terapeuta que me decía que dejará de mirar al pasado, que me centrará en mi presente y si, tenía razón. Si lo que quiero es vivir una vida diferente, una relación de pareja diferente debo de centrarme en lo que deseo hacer ahora.

Si le dijera a ella, a mi pareja actual, que no deseo continuar la relación porque no me siento capaz de ser “el hombre de la casa” porque ese papel no me gusta, que deseo ser quien pueda compartir gastos por igual, incluso que no me importa que gane más que yo. Si pudiera decirle que mi relación anterior la termine porque no quería seguir haciéndome cargo de una casa y que no deseaba hacer pasar a una mujer por esa situación donde ella tuviera que encargarse de todo. No lo he dicho por que, después de todo, a ella ya le toco hacerse cargo de la casa mientras yo no tenía trabajo y sé que no le fue fácil hacerlo pues sus expectativas eran otras y, sin embargo, sigue aquí.

Ahora que ya tengo un trabajo donde obtengo dinero de manera más estable, no como ella quiere, o quizás si, nunca se lo he preguntado; siento que las cosas pueden ir mejorando. Se que alguna vez me dijo que le gustaría saber que se siente no estar a cargo de la responsabilidad de una casa o de ella misma, desde que la conozco siempre ha sido la encargada de llevar dinero a su hogar, tanto viviendo sola como cuando estuvo casada con su ex, no se si llegue el momento en que esto ocurra, desconozco si terminaré haciéndome cargo de todos los gastos de la casa, pero se que este cambio nos ha ayudado a ambos.

Recuerdo que mi ex, en algún momento de nuestra relación, me dijo que ella esperaba que la cuidara más, que la protegiera más, que tuviera un comportamiento más tradicional de hombre, pero reconoció que eso no era posible y aún así siguió conmigo. Ahora vivo algo similar, no relacionado con el comportamiento (¿o si?), pero si con las costumbres, ella ya sabe que no me gustaría hacerme cargo totalmente de los gastos de una casa y aún así sigue conmigo.

En efecto, no debería de seguir volteando al pasado, debo ver mi presente y más ahora que esto se convierte en algo más formal, mi reacción ante o que viene, puede ser miedo al compromiso a repetir errores, a muchas cosas pero, hasta el día de hoy, nunca he dejado que el miedo me paralice.

No hay comentarios:

Publicar un comentario